Comités de proyectos

Los Comités de proyectos, están diseñados para ser  instancias de participación, articulación e integración entre las diversas organizaciones comunitarias, grupos sociales y los ciudadanos y ciudadanas, que permitan a las comunidades organizadas, ejercer directamente la gestión de las políticas públicas y proyectos orientados a responder a las necesidades y aspiraciones de las comunidades en la construcción de una sociedad de equidad y justicia social. Los comités estarán constituidos por vecinos de una misma comunidad y comunidades cercanas para resolver problemas comunes en materia social, económica, cultural, etcétera, donde se desarrollarán proyectos de hábitat, centros agroecológicos, proyectos productivos, núcleos de desarrollo, centros recreacionales, trabajo por tener todos los servicios públicos, etc.

En ese contexto el Comité es una expresión de autoridad moral comunitaria, cuya misión primordial es promover y consolidar la toma de decisiones de manera participativa, mediante el fortalecimiento y organización de todas aquellas expresiones organizativas e individualidades que propicien la corresponsabilidad social en la gestión pública en el seno de la comunidad o comunidades vinculadas.

¿Para qué sirve un comité?

Partiendo de la base que los Comités son una instancia social, estos se  convierten en la plataforma humana que alcanza el mayor grado de participación, liderazgo y dirección comunitaria dentro de un ámbito geográfico cuidadosamente delimitado y sirven para diseñar, realizar, controlar y evaluar la factibilidad de proyectos sociales destinados a solucionar problemas de salud, educación, trabajo, deportes, medio ambiente, vivienda, etc. de la comunidad y comunidades articuladas.

Sirven además como centro de información, aprendizaje, producción y promoción de procesos participativos y para la identificación de problemas comunitarios. Además son los interlocutores entre las comunidades, la Agencia de Desarrollo Local, las instituciones gubernamentales y otras instancias.

Los comités vivifican y sostienen la identidad comunitaria y su patrimonio, además son testigos de sus fortalezas, capacidad productiva, fuerza profesional, etc. al servicio del país. Disminuyen la dispersión geográfica, social y económica, permitiendo la interacción y cohesión de sus integrantes.